ARTÍCULOS 2018

AQUÍ ENCONTRARAS TODOS LOS ARTÍCULOS DEL AÑO 2018

PUBLICADOS EN LA REVISTA

ENERO 

LA UNESCO

Verano Brisas

Dependencia de las Naciones Unidas, encargada de promover la educación, el arte, la ciencia y la cultura en los diferentes lugares del planeta. Entidad emblemática y querida por la mayoría de los países interesados en el bienestar intelectual de su población, porque comprende que sólo a través de tales premisas es posible alcanzar un mejor grado de civilización, con las numerosas prerrogativas que esta condición conlleva.

La Unesco fue fundada el 16 de noviembre de 1945, y entró en vigor el 4 de noviembre de 1946, ratificada por veinte países. En 1958 se inauguró su sede principal en el distrito VII de París. Hoy cuenta con 195 estados miembros y ocho miembros asociados. Su gestión principal consiste en orientar a los pueblos de la Tierra hacia una gestión más eficaz de su desarrollo, a través de recursos económicos y valores culturales, con el propósito de modernizar y hacer progresar a las naciones del mundo, sin que se pierdan la identidad y la diversidad cultural.

Tiene como esencia una vocación pacifista y, entre sus ya mencionadas actividades, se preocupa también por apoyar la alfabetización. En cuanto a educación, da prioridad a etapas elementales adaptadas a las necesidades del momento. Colabora con la formación de docentes, planificadores familiares, vivienda, y administradores educacionales, lo mismo que con la construcción de escuelas y dotación de equipos para su funcionamiento.

En sus diversas labores busca salvaguardar el patrimonio cultural mediante estímulos para la creación y preservación de centros adecuados y la defensa de tradiciones orales, promoción de libros y lectura. En información, a la libre circulación de ideas a través de mecanismos audiovisuales. Fomenta la libertad de prensa, la independencia, el pluralismo y la diversidad de los medios informativos con su Programa Internacional para la Promoción de la Comunicación.

La Unesco arraigó desde 1942, durante la segunda guerra mundial, cuando los países empezaron a restablecer sus sistemas educativos pensando en el final del conflicto. Como resultado, las Naciones Unidas prepararon una conferencia sobre temas de educación y cultura, en noviembre de 1945. De los 44 países que asistieron, 37 decidieron fundar la Unesco.

Cuando se reanudaron las relaciones internacionales, rotas por la guerra, más países se fueron adhiriendo: Japón y Alemania Federal, en 1951; España, en 1953, y la URSS, en 1956. En los años 60 varios estados africanos, surgidos de la descolonización, se sumaron como miembros. En 1957, el gobierno de Sudáfrica decidió abandonar la Unesco alegando discriminación racial. Pero en 1996, con Nelson Mandela como presidente, el país volvió a integrarse a la entidad.

Durante la X conferencia general, celebrada en París, la Unesco creó el Centro Latinoamericano de Estudios Superiores en Periodismo. En esa ocasión contó con los apoyos del gobierno y la Universidad Central del Ecuador, y fue así como empezó a incluir libros de texto. Este Centro es llamado hoy “Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina”, CIESPAL.

Las vicisitudes y anécdotas de la Unesco son innumerables. En todo caso, merece nuestra admiración y aprecio, y debemos interesarnos por conocerla, comprenderla y respetarla, sin importar que algunos países guerreristas e invasores, como Israel y Estados Unidos, la abandonen arguyendo mentiras y tergiversaciones. La lucha entre el conocimiento y la ignorancia ha sido siempre una batalla permanente, en la cual debemos involucrarnos quienes soñamos con un mundo mejor para las futuras generaciones de la Tierra.

Anuncios